Don Purpurino

En el Corro de San Antón está la fuente llamada del Purpurino, como también era denominada en la capital vallisoletana de donde procede. El 19 de agosto de 1949 se instaló en la vallisoletana plaza de Fuente Dorada una escultura de fundición, a la que se otorgó el mote de Don Purpurino, "por haberse tenido la poco feliz idea de repintarla con purpurina", según cuenta Juan Agapito y Revilla en su libro Arquitectura y urbanismo del antiguo Valladolid. Esta figura procedía del palacio de Casa Pombo, antiguo gobierno civil, y en 1953 fue cedida a Tamariz de Campos, por mediación de su alcalde, debido a las críticas y bromas que los vallisoletanos hicieron de la imagen. La estatua representa tal vez a un correo o dios romano, con un pergamino enrollado en la mano izquierda y un antorcha en la derecha.

Don Purpurino y otros monumentos de Tamariz

Don Purpurino cuando se encontraba en la Plaza de Fuente Dorada

 

Algunas referencias en la prensa y en internet sobre Don Purpurino:

'Don Purpurino', hoy (El Mundo de Valladolid, 8-03-2010)

 

Historias de Valladolid: La desgracia de Don Purpurino (Domus Pucelae, 21-04-2010)

 


Página principal

Historia

Qué visitar

Fotografías
antíguas

e-mail